Noticias RSS

Hora del Tiki

julio 2017

De manera misteriosa, comienza a salir humo de un cofre del tesoro. Se comienzan a apreciar ráfagas de aire especiado que surgen de las esquinas. Todo esta repleto de oro. Con todo esto y más, te encuentras cuando entras al laboratorio de cócteles de José, barmini. Este verano barmini se transforma en un bar tiki, para celebrar el movimiento iniciado por los barman "Don the Beachcomber" de California en 1930, así como en Los Ángeles y los "Trader’" de Vic Bergeron, Oakland. Estos originales bar tikis inspirados en la Polinesia, servian ron especiado en recipientes típicos de la isla, a lo cual barmini ha querido añadir su toque personal.

El barman Al Thompson que consiguió el ingenioso menú acompañante al innovador cóctel de Miguel Lancha y JP Park, le encanto la idea del tiki. Opina que el movimiento tiki es reflejo de cumbre creativa, la cual te permite buscar nuevas creaciones a la vez que se respetan las tradiciones tikis. "Al prinicipio se podría decir que era un moviento un tanto falso en cuanto a que se basó en una fantasia de los propios barman que no atendian a límites". El equipo de barmini ofrece algunos de los cócteles tiki tradicionales, como el Rum-Soaked Zombie o el seco y frutoso Mai Tai. Aún así, el equipo de TFG se libera de limitaciones al crear algunos cócteles con inspiraciones de la India y España, trayendonos un cóctel salado con infusión de masala, ron y zanahoria o uno con Jerez Amontillado, respectivamente. Cuando Miguel elabora un nuevo cóctel, comienza con las combinaciones más clásicas, pero rápidamente se vuelve creativo dejándose guiar por su mantra "Ey! No estes triste, vamos a divertirnos!"

Al, con un soplete en mano para buscar el perfecto aroma navideño de Hawaii en su bebida, nos revela que solo hay una condición para un buen cóctel tiki: "Todo depende de los condimentos".

El mejor de los cócteles tiki de barmini sigue dicha regla al pie de la letra: se inspira en un pedido erróneo de otro bar tiki "Oops! Habia pedido un cofre del Tesoro!" surgiendo así una nueva obra maestra. Dicho cóctel para compartir, es servido por un grupo de barman a raiz que va subiendo el humo  producido por el hielo seco que van sacando con impetú del cofre de madera. El cóctel de ron afrutado se encuentra rodeado de doblones plateados recubiertos con chocolate, cadenas de color del oro, un pulpo brillante, un coco y media botella de Krug Champagne, vertida al lado de la mesa donde se encuentra el cóctel.

Mientras se esta sirviendo, Al cuenta un poco la historia de la bebida. Todo comenzó cuando el equipo de barmini exploró un bar tiki famoso de Chicago. Al, escogió un cóctel muy particular, especial para 8 personas (perfecto para su grupo de 8 personas). Cuando lo trajeron, nadie vio la botella de Dom Perignon que acompañaba a aquella bebida de antiguo ron afrutado, ni la etiqueta de $385. "No me paraban de preguntar si era mi cumpleaños", comentaba Al con tono vergonzoso.

Maria Guerrero, Manager de reservas en barmini y minibar, piensa que este tipo de historia es la clave para el éxito tiki – "el tiki es divertido – no se trata solo del cóctel sino de la historia,  los buques, los condimentos – es todo creatividad". Mientras charlamos con ella, el hielo reposa y se hunde en el fondo del cóctel. El cóctel es tan delicioso como complejo. El hecho de que salga de un cofre lo hace aun mas interesante, basta con imaginarse las caras de los clientes cuando una botella de Dom Perignon llega a la mesa.

Mientras que el pop-up tiki fue una experiencia breve, muchos de los cócteles seguirán estando disponibles en la carta permanente de barmini. Para hacer una reserva y probarlos por ti mismo, visita nuestra web aquí.